Les vamos a contar una historia:

La idea de Marabunta surgió cerca de septiembre de 2013, cuando dos jóvenes ingenuos, sin oficio ni beneficio pero expertos en memes, se propusieron crear una herramienta contracultural donde los autores ignorados por las grandes revistas literarias y sin padrinos mafiosos tuvieran oportunidad de ser publicados y leídos. A partir de esta primera reunión, que tuvo lugar en el conocido Sanborns de los Azulejos y cuya cuenta no sabemos cómo se pagó, nuestros héroes comenzaron a reclutar a diferentes amigos y conocidos para que aportaran sus conocimientos al proyecto. Fue así como llegaron a nuestras manos personas con estudios en literatura, diseño, filosofía, dibujo y hasta cine, todas gustosas de cooperar.

El nombre de la revista se decidió aproximadamente un mes después y surgió gracias a este video, donde se habla de una de las hermandades más temidas de la tierra: la marabunta, un movimiento de hormigas con un hambre implacable que exige treinta mil presas diarias. Para reunir a la cantidad de sujetos que requiere esta letal masa, los jóvenes decidieron utilizar la fama y alcance de su página conocida como Memes Literarios para captar la atención de aquellos seguidores que gustaran de escribir y encontraran en el nuevo proyecto un contenido un poco más serio, por lo que se lanzó una campaña masiva de spam que enloqueció a más de uno.

El primer número, también llamado número cero, abordaría el tema de las heterotopías, y una de las frases significativas de ese inicio era ésta: «Ya no son las épocas de Giovanni Pico della Mirándola. Sería necesario entonces que el Espíritu se apoderara no de un hombre sino de un grupo». También: «No formamos un grupo literario, sino una unión de hombres ligados a la misma búsqueda. Este es nuestro último acto en común; arte, literatura no son para nosotros más que medios». Para reunir las primeras entradas a publicar, se hizo un blogspot donde se solicitaban colaboraciones, pero casi ningún seguidor de Memes Literarios sabía que significaba la palabra “heterotopía”, y lo único que llegaba eran mensajes preguntando por eso. Un inicio triunfal.

Superados los inconvenientes de la educación media general, un 15 de enero de 2014 se lanzó el anhelado primer número de Marabunta. Éste era el índice:

Nuestra primer portada

Manifiesto que no es manifiesto

Cada quien su heterotopía

Poemas de Vacah

Entrevista a Raúl Fuentes

El prodigioso miligramo

Poemas de Gortari

El amor de Caro Cortázar

El gran juego

De heterotopías, barrios, y otras chaireces

Adiós al lenguaje

Paisaje visto a través de un cerrojo

Pacific Rim vs Evangelion

René y el monte interminable

Revoluciones educativas y otras panaceas virtuales

Un día en la vida

Fuente Ovejuna

El “Manifiesto que no es manifiesto” tuvo buen recibimiento, fue muy comentado y compartido, pero el resto de los artículos recibió poca atención. Sin embargo, nadie se desanimó demasiado por esto; al contrario, la campaña de spam se intensificó y el proyecto siguió adelante, lanzando unos meses después el número uno: «La literatura y el mal».

Con el tiempo tuvimos que mudar el servidor, y estos primeros números, hijos de la misma ingenuidad, son ahora míticos PDF que se guardan en algún disco duro de algún miembro fundador. Siguiendo el mame del momento en Memes Literarios, se dedicó un número a una vanguardia literaria ficticia (o a lo mejor no tanto), llamada “Posmemismo supramágico”. Llegaron tantas colaboraciones y surgieron tantos imprevistos que la estructura del hormiguero amenazó con colapsar. Estuvimos cerca de un año resolviendo la logística de sólo ese número y en ese tiempo perdimos alcance, visitas y seguidores.

Han pasado ya cinco años desde que dos jóvenes se reunieron en el Sanborns de los Azulejos para ver qué buen uso podría tener su mítica página de memes. Mucha de la gente que los ayudó a lanzar aquellas dulces heterotopías se ha marchado y, en realidad, ellos mismos ya están ausentes de casi todo lo que se hace en la revista. El grupo se ha renovado, pero también reducido. Desde el principio se tuvo la intención de imprimir, y desde entonces nos dimos cuenta de que no nos alcanza porque cubrimos otros gastos: anualmente pagamos el servidor, también hemos invertido en algunas portadas, y hace un año nos dimos el lujo de juntar nuestros ahorros para rifar algunos libros y memorabilia.

La intención de esta revista nunca ha sido generar dinero para nosotros. Primero, porque nos daría mucha pena andar pidiendo colaboraciones de a gratis para después ganar algo con ellas; y segundo, porque nunca se nos ha ocurrido cómo generarlo sin tener una versión impresa y sin vender nuestras almas por una beca. Este año decidimos lanzar un Patreon para que, aquellos que gusten hacerlo, nos donen una cantidad mínima de dinero para comenzar a cumplir, poco a poco, con las metas que siempre hemos tenido. No pensamos tomar ni un centavo de sus donaciones para comprarnos gansitos ni hacernos caciques de la literatura underground, sino que todo irá destinado al proyecto.

Una donación suya nos ayudaría a ofrecerles una mejor revista en todos los frentes:

  • en lo digital, podríamos mantener o hasta mejorar el rendimiento de nuestra página. Incluso podríamos pagarle a un webmaster para darle a un sitio una manita de hormiga, que ya se necesita porque WordPress tiene muchos bugs. Asimismo, nuestras redes sociales podrían verse más nutridas de rifas y sorteos.          
  • en lo material, nuestras convocatorias llegarían a más lugares mediante la distribución de posters y volantes físicos, además de que podríamos volver a plantearnos el sueño guajiro de imprimir la revista (con la calidad que ustedes se merecen; no queremos engrapar fotocopias).         
  • respecto a lo más importante, que son los contenidos, sus donaciones podrían ayudarnos a conseguir algunas colaboraciones pagadas de autores reconocidos, ya sean literarias o gráficas. Asimismo, existiría la posibilidad de participar en ferias del libro o demás eventos de difusión, lo cual nos permitiría estar más cerca de ustedes y darle impulso al proyecto.

Como verán, las ideas que tenemos son muchas, pero difíciles de ejecutar sin apoyo comunitario. A pesar de que la revista haya sido concebida en una conversación entre dos personas, la idea siempre ha sido que la Marabunta seamos todos nosotros: los que hacemos la revista día a día, los que colaboran en la convocatoria, los ilustradores que nos apoyan con arte original, y sobre todo ustedes, los que nos leen, aunque sea de vez en cuando.

En este mundo estamos acostumbrados a pagar por un montón de cosas que no valen la pena. Y lo peor: sabemos que no valen la pena y aun así pagamos. Desde pedir la coca extragrande para bajarnos las palomitas en el cine hasta pagar ocho años de HBO (todo para que Game of Thrones terminara así…), el capitalismo se la pasa viéndonos la cara. Por eso nos atrevemos a pedir una pequeña donación de su parte con la convicción de que nuestro producto vale la pena, y podría valer cada vez más con un poquito de su ayuda.

Muchísimas gracias por apoyarnos hasta ahora. Si no nos donan, nos matamos.

Aquí va de nuevo la liga para que revisen el Patreon: https://www.patreon.com/RevaMarabunta

Atte.

El Consejo Intergaláctico Marabuntiano

Gracias a nuestros Patrons:

-Alejandra Gil

-J. Alba

-Alberto Chanona

-Ricardo Berlanga Dávila

-Leonardo Mérida

-Bernardo (¡Nuestra primer hormiga mecenas!)

(Visited 306 times, 1 visits today)