Después de empolvarse la ropa durante una estancia ardua en las tierras inmisericordes de Comala, la Marabunta llega a las luces de la ciudad, donde se compra un traje nuevo y se dirige al cine con paso alegre.

Desde que el cine es cine, la gente se la pasa queriendo encontrarle tres pies al gato. Hay unos que dicen que no es un arte independiente, sino una sucursal más a la moda de la misma disciplina que ocupa a esta revista de tiempo completo y que es la verdadera reina de todo, la literatura. Pero también hay apóstoles que predican lo contrario, la independencia completa del cine para con sus ancestros en la narrativa e incluso su supremacía sobre estos, los cuales serían reliquias del pasado, imposibilitadas para dejar huella en cerebros modernos, tan acostumbrados al estímulo audiovisual.

Aquí en la Marabunta no somos cobardes. Podremos ser posmodernos, chairos, cobardes, pero nunca ganadores del Oscar. Por lo tanto, decidimos entrarle a los madraz… —digo, al debate— con la novedosa postura de que las dos cosas, aunque separadas por un abismo tecnológico y (hoy en día) de prominencia cultural, pueden y deben convivir.

Es por eso que el Número 7 de nuestra revista se desarrollará en un espacio EXTERIOR. NOCHE. Una GIGANTESCA HORMIGA ANTROPOMORFA de unos cuatro años de edad, enfundada en una gabardina, camina sospechosamente por la calle de Tamaulipas, cerca del Cine Lido. Observa su reloj y se relame. Parece esperar a alguien.

 

INT. VESTÍBULO DEL CINE LIDO – NOCHE

 

Vemos gente indistinta que sale de la última función de la noche, una película sueca que estuvo nominada el año pasado. Tras unos momentos, la cámara se enfoca en UN TIPO (21) largo, con gafas de pasta y aires de soñador (o de pacheco) que viene acompañado de SU NOVIA (19), quien vino contra su voluntad. Él estudia letras y ella comunicación.

 

NOVIA

Qué hueva, todo eso para nada.

 

TIPO

No inventes, ¿no te gustó?

 

NOVIA

¿Cómo me iba a gustar? Sólo se hizo el mártir dos horas y al final se murió de todos modos.

 

TIPO

No, pero muere con una mentalidad completamente distinta a la del principio. Por supuesto que es agridulce, porque después de todo lo que pasó en la historia uno esperaba que su vida se reactivara, que tuviera un renacimiento, pero eso es parte del punto. Desaprovechó varios años de su vida y cuando encontró la voluntad de vivirlos ya fue muy tarde.

 

EXT. CALLE TAMAULIPAS – NOCHE. La pareja platica mientras camina al Metrobus, donde se separarán. Podemos ver, a sus espaldas, que la HORMIGA los sigue a la distancia.

 

NOVIA

¿Aparte qué pedo con lo del incendio? Un tipejo como él no habría rescatado a toda esa gente.

 

TIPO

No, yo creo que sí. Él entonces era joven, no estaba tan amargado. Y aparte creo que eso es lo más interesante de la película, que propone que los héroes estereotípicos no son necesariamente simpáticos. O incluso que la personalidad del héroe hoy en día es anticuada y no encaja muy bien con lo que esperamos del mundo.

 

NOVIA

Ash, tus cosas. Mejor hubieras venido mañana a ver Game of Thrones.

 

TIPO

Pues voy de todos modos, ¿no?

 

Habiendo llegado al METROBUS, se abrazan y se despiden. No los escuchamos porque la cámara se concentra en enseñarnos, en SEGUNDO PLANO, que la HORMIGA los ha seguido hasta aquí y se oculta tras un semáforo. La NOVIA entra a la estación y el TIPO se va caminando hacia su depa de un cuarto en Av. Progreso.

Va rodeando el JARDÍN DEL ARTE cuando la HORMIGA corre y se abalanza sobre él. El TIPO grita y cae de bruces.

 

TIPO

Tranquilo, man, llévate el celular si quieres.

 

La HORMIGA respira pesadamente y saca un cuchillo de la gabardina. El TIPO se voltea y lo ve de frente, con lo cual nota que su atacante es un insecto. Sus labios dicen en silencio “¿Qué pedo?”. La HORMIGA dirige el cuchillo a la garganta de su sujeto, quien tiembla.

 

TIPO

No me mates, por favor.

 

La respiración de la HORMIGA, cuyo rostro vemos en CLOSE-UP, se hace todavía más pesada y gutural, llena de fluidos y tensión inaguantable. Finalmente, acerca sus fauces al cuello del TIPO, junto a su oreja, y justo cuando parece aprestarse a soltar la mordida fatal, le susurra tenuemente, sin dejar de amenazarlo con el cuchillo…

 

HORMIGA

…colabora en MARABUNTA

 

CORTE A NEGRO.

 

 

Imagen de portada a cargo de Diego Maqueda. Conoce más de su trabajo en su perfil de Instagram

La Marabunta

La Marabunta

Revista Marabunta es un espacio web para la publicación e intercambio de contenido literario y artístico. Somos una organización sin fines de lucro (por ahora) y autogestionamos nuestro trabajo para acercar al público una experiencia cultural diferente. Las opiniones vertidas en cada artículo y los comentarios que le retroalimentan son responsabilidad del autor o persona que los emite, así como el material visual (expcepto las ilustraciones de uso libre y de arte universal). Para cualquier comentario, duda, queja o donación (de cualquier tipo) contacte a la mano que mese la cuna en contacto@revistamarabunta.com

Otros textos

Comentarios

comments