Hace varios años Marvel, todavía sin el respaldo económico de Disney, vendió los derechos para el cine de algunos de sus personajes, entre ellos, Spider-Man, quien quedó en manos de los estudios Sony. El resultado: una trilogía, iniciada con Spider-Man (2002) y dirigida por Sam Raimi, que va de lo sublime a lo ridículo; y dos películas de Marc Webb, Amazing Spider-Man 1 (2012) y 2 (2014), una irrelevante y la otra espantosa. De modo que después de un par de excelentes films, la gente de Sony ya no supo cómo hacer otro que valiera la pena, se desesperó y decidió compartir temporalmente los derechos creativos con Marvel/Disney.

Es así como llegamos a Spider-Man: De Regreso a Casa, la tercera versión para el cine del héroe arácnido en años recientes. En esta ocasión Peter Parker acaba de regresar de la batalla entre avengers, vista en Capitán América: Guerra Civil (2016), para retomar su vida cotidiana de estudiante que ahora le parece tediosa e insignificante. Simultáneamente, un hombre llamado Adrian Toomes y su grupo de trabajo han reunido tecnología extraterrestre de la primera batalla de los Avengers en Nueva York, y la han convertido en armas que venden de manera clandestina. Por supuesto, Spider-Man descubre las actividades ilícitas de Toomes y se desata el conflicto.

El director Jon Watts y los demás realizadores le sacan provecho a la ventaja que este Spider-Man tiene sobre sus antecesores: ser un personaje dentro del universo cinematográfico de Marvel; justo ésa es la mayor fortaleza de la película. El equipo creativo de Marvel ha construido con paciencia un universo fictivo compartido por varias películas y personajes de gran popularidad, con mucho éxito; no es casual que ahora todo estudio hollywoodense quiere su propio universo. Y es que lo que ha hecho la editorial de cómics/estudio de cine no sólo es fabricar una franquicia, también ha creado un complejo entramado de historias relacionadas unas con otras, de modo que las consecuencias de un film se reflejan en otros.

Por ejemplo, en De Regreso a Casa vemos por primera vez cómo son las cosas para la gente común y corriente de un mundo constantemente salvado por los Avengers, desde la perspectiva de Peter y sus compañeros de escuela, quienes, ahora sí son interpretados por un reparto que de verdad parece de adolescentes y no chavorrucos con ropa infantil; aunque las actuaciones no son nada sobresalientes.

Quien sí podría haber resaltado por su trabajo actoral es el extraordinario Michael Keaton, quien interpreta a Adrian Toomes/Vulture, un hombre de clase trabajadora que busca vengarse de un sistema que arrasó con trabajo sin piedad. Acaso el villano más interesante de este universo de películas. Desafortunadamente, su tiempo en escena es apenas el mínimo necesario. De hecho, me quedo con las ganas de que exista una película sobre el Vulture y sus secuaces robando cosas y fastidiando al establishment.

La banda sonora es muy atinada, sigue la tendencia de utilizar éxitos rock populares de antaño, sólo que, a diferencia de Suicide Squad (2016), las canciones van de acuerdo con el tono de las escenas que acompañan y no entorpecen la recepción de la película. Entre la selección musical están bandas como The Rolling Stones, The Ramones y A Flock of Seagulls. Sin embargo, el trabajo de cámara de Salvatore Totino falla en algunas ocasiones clave: las secuencias de acción son, a veces, de poca claridad, y momentos que tendrían que ser icónicos se ven grabados sin el debido esmero. Además de que hay un abuso de los efectos generados por computadora que, encima de todo, a veces son del nivel de cualquier película de superhéroes pero otras parecen haber sido recortados de Madagascar (2005).

A pesar de estos defectos poco frecuentes en la película, la nueva entrega del héroe arácnido vale mucho la pena por su ágil ritmo, personajes entrañables y una trama que, pese a algunos cambios con respecto al cómic que podrían enfurecer a los puristas, se mantiene fiel a la esencia del personaje, con acción, humor y giros característicos de la obra de Stan Lee, Steve Ditko y John Romita Sr.

Con tantas películas de superhéroes que incluyen ya un par de versiones de Spider-Man es muy probable que De Regreso a Casa pase desapercibida. Sin embargo, se trata de un film muy recomendable que permite al personaje recorre un camino nuevo que de ninguna manera parecerá monótono para los fans del género. De hecho, me atrevo a decir que es la mejor entrega de Marvel en los últimos tres años.

Marco Antonio Ortiz Carrillo

Marco Antonio Ortiz Carrillo

Interesado en lo mismo que la mayoría, se dedica a algo parecido a lo que tú haces pero por menos dinero.

Otros textos - Website

Follow Me:
Twitter

Comentarios

comments