No lamentaré si doy media vuelta y dejo inconclusa esta casa, si quito la cimbra antes de que fragüe el techo. En la última mudanza, junté todo y lo quemé. Di un par de vueltas y juré con todo mi odio que nunca regresaría. En el pasado ya me había dado por vencido ante la idea de erigir cualquier muro. Una construcción es un monumento a la futura destrucción. Un edificio en obra es un hogar sin secretos: los cimientos a la vista no dan espacio a las mentiras. 

Fotografías de Erik Moya.

(Visited 443 times, 1 visits today)
Jesús González Mendoza

Jesús González Mendoza

Michoacán, 1994. Ni picha ni cacha ni deja batear.

Otros textos - Website

Follow Me:
TwitterFacebook

Comentarios

comments