Por Sebastián Macías

I

Despierta,
cegada por la voz húmeda
que habla de sus hijos.

Despierta
con un olor a sangre en el sueño.

 

II

Acaricia al hijo
y un chorro de cardúmenes
huye por la herida.

La madre ama como lo hace
el fuego:

su caricia
es una garra luminosa.

 

III

Sabe reconocer la carne
cuando está madura,
incluso la suya,
incluso la de la hija
seis veces penetrada por la madre.

La sangre siempre es virgen.

 

IV

Claudia Mijangos Arzac [1]
sólo escuchó una voz
y  era la gula,
el hambre de una madre
por sus hijos.

 

[1] Madre de tres hijos. Despertó en 1989 y los mató con cuchillos, después se durmió junto a ellos. Actualmente se encuentra en prisión.

ilustracion_entrada_1.jpg

 

Sobre el autor: Sebastián Macías (1992). No ha hecho nada digno de mención. todonombremorira.blogspot.com

La ilustración es del talentoso Jorge Araujo; sigue más de su trabajo en el blog Elmismimojaap.

 

(Visited 280 times, 1 visits today)
La Marabunta

La Marabunta

Revista Marabunta es un espacio web para la publicación e intercambio de contenido literario y artístico. Somos una organización sin fines de lucro (por ahora) y autogestionamos nuestro trabajo para acercar al público una experiencia cultural diferente. Las opiniones vertidas en cada artículo y los comentarios que le retroalimentan son responsabilidad del autor o persona que los emite, así como el material visual (excepto las ilustraciones de uso libre y de arte universal). Aceptamos donativos en Patreon únicamente para mejorar el proyecto.

Otros textos - Website

Comentarios

comments