I

Vine a Marabunta porque me dijeron que acá vivía la nueva corriente literaria, un tal posmemismo supramágico.

 

II

Para empezar, todo lo que se  diga que es posmemismo supramágico no es posmemismo supramágico. Ésa es  la regla número uno del posmemismo supramágico y, sobre todo, porque escribir va en contra del espíritu del posmemismo supramágico. Es mejor gritar en coro.

 

III

¿Qué es posmemismo supramágico?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es posmemismo supramágico? ¿Y tú me lo preguntas?
Posmemismo supramágico… eres tú.

 

IV

La Enciclopedia Intergaláctica de la Literatura anota como principal exponente del posmemismo supramágico a Walter Kesten, quien jamás escribió y jamás existirá, por ello, siempre será el más reconocido de entre ninguno de los escritores posmemistas supramágicos.

 

V

El posmemismo supramágico no puede ser lo que nosotros queramos. Tiene una serie de normas delicadísimas y precisas que ahora mismo no recordamos ni recordaremos nunca.

 

VI

El posmemismo supramágico es una danza cósmica de decadencia sin fin y permisos arrebatados.

Ancilla al punto VI

El posmemismo supramágico sirve para guillotinar poetas y poetizar guillotinas.

 

7 1/3

—Si pudiera definir al posmemismo supramágico en una palabra, ¿cuál sería?
—«No.»

 

7 2/3

¯\_(ツ)_/¯

 

7 3/3

Le pregunté a mi maestro Zen si el Buda conocía el posmemismo supramágico. En respuesta, aplaudió con una mano.

 

Uve Palito Palito Palito

Breve antología del posmemismo supramágico. Siglos III y IV a. de C.

 

No hay posmemismo supramágico sino posmemismos supramágicos.

El fin del posmemismo supramágico es no existir.

El posmemismo supramágico es el dinosaurio del cuento de Monterroso.

Escribir va en contra del espíritu del posmemismo supramágico.

El posmemismo supramágico no es un movimiento artístico sino un punto de encuentro y partida.

Si el universo no conspira a tu favor es porque no eres del posmeme.

El posmemismo supramágico es Daniil Jarms cuando escribió en su diario «hoy no escribí nada».

El posmemismo supramágico no es un humanismo. Ni siquiera es.

El posmemismo supramágico es como comer una naranja.

 

VIIII

La única intención de este contradecálogo es presumir nuestro total dominio con los números romanos.

 

X

Cual propuesta estética que incorpora al meme llevándolo más allá (al diablo, por ejemplo), dejando atrás la acartonada y solemne idea que el resto del mundo tiene de la  literatura latinoamericana, el posmemismo supramágico es como un café lechero sin leche.

 

X.1

Nada de lo que aquí se ha escrito es posmemismo supramágico. Ésa es la otra regla nº1 del posmemismo supramágico.

X.2

Podemos escribir el contradecálogo más posmemista supramágico esta noche, pero qué güeva. (Aun así, lo hicimos).

 

X.XX

En este punto, ya saben de qué habla el posmemismo supramágico.

 

XI

Para terminar, queríamos hacer de lado la retórica, las analogías y repeticiones y reiteraciones y demás, y resumir en pocas palabras qué es el posmemismo supramágico, pero la editorial tiene un límite de  palabras y justamente lo hemos alcanzado. Será para la otra.

 

Portada realizada por Diego Loza. Conoce más de su trabajo en su facebook.

 

(Visited 491 times, 1 visits today)
La Marabunta

La Marabunta

Revista Marabunta es un espacio web para la publicación e intercambio de contenido literario y artístico. Somos una organización sin fines de lucro (por ahora) y autogestionamos nuestro trabajo para acercar al público una experiencia cultural diferente. Las opiniones vertidas en cada artículo y los comentarios que le retroalimentan son responsabilidad del autor o persona que los emite, así como el material visual (excepto las ilustraciones de uso libre y de arte universal). Aceptamos donativos en Patreon únicamente para mejorar el proyecto.

Otros textos - Website

Comentarios

comments